Celulitis: Síntomas y causas

Tratamientos celulitis¿Qué es la celulitis?

Aunque pensemos en la celulitis como un problema únicamente estético; debemos de tener en cuenta que detrás de esa alteración en la morfología de nuestra piel y de nuestro cuerpo, existe un problema de base que afecta al sistema linfático, al sistema venoso y que provoca, además, cambios funcionales y fisiológicos a nivel del tejido conjuntivo; los cuales son los responsables de las alteraciones que podemos observar en nuestra piel.

La celulitis es una patología que afecta al tejido celular que se encuentra por debajo de la piel; el cual alberga en su estructura a los adipositos (o células que componen el tejido graso), a la microcirculación arterial, venosa y linfática. El mal funcionamiento de estos sistemas hace que el tejido adiposo sufra un cambio en su estructura, generando un aumento de su grosor; lo cual provoca ese temido acúmulo de grasa en diferentes partes de nuestro cuerpo.

Afecta casi exclusivamente a las mujeres; alrededor del 90% de la población femenina padece un cierto grado de celulitis.

Los síntomas de la aparición de la celulitis suelen comenzar en la pubertad y entre ellos encontramos:

  • Pesadez en los miembros inferiores por la acumulación de líquidos (edema) y productos de desecho.
  • Edemas en los tobillos.
  • Calambres musculares.
  • Pies fríos.
  • Varices.
  • Hematomas espontáneos.

Dentro de las causas que pueden aumentar la aparición de celulitis, podemos destacar:

  • Factor genético o hereditario: los antecedentes familiares pueden predisponer a la aparición de celulitis.
  • La falta de ejercicio o el sedentarismo: la práctica de ejercicio activa la circulación sanguínea y el metabolismo celular; por lo que la falta de actividad física empeora la situación.
  • Una alimentación inadecuada: una alimentación excesiva en calorías, el exceso de sodio (sal) en la dieta que produce edema o retención de líquidos; una ingesta diaria de agua por debajo de 1,5 litros (la ingesta de agua ayuda a la eliminación de toxinas, por lo que el edema disminuye o no aparece).
  • El estrés: la tensiones acumuladas dificultan la circulación así, los productos de intercambio y de desecho no pueden eliminarse.
  • El consumo de alcohol y el tabaquismo: por el aumento de toxinas en cuerpo. El alcohol impide una correcta depuración del material de desecho, y el tabaquismo dificulta una correcta circulación sanguínea.
  • Utilizar vestimenta inadecuada: ya sea ropa ajustada o tacones altos; estos empeoran la circulación y el retorno venoso generando más edema.
  • Permanecer mucho tiempo de pie: esto también dificulta la circulación y provoca la aparición de varices y edema.
  • Factores hormonales: la aparición de celulitis está relacionada con altos niveles de estrógenos, lo que da lugar a edema o retención de líquidos. La pubertad, el embarazo, la menopausia, el síndrome premenstrual, el uso de píldoras anticonceptivas… son todas situaciones donde las hormonas sufren algún desorden. Estas circunstancias desencadenan o empeoran la celulitis.
  • Trastornos circulatorios: impiden la adecuada eliminación de toxinas.

Celulitis y fisioterapiaTanto para prevenir como para tratar la celulitis, debemos de tener en cuenta una serie de medidas higiénicas que incluyen una dieta equilibrada evitando la ingesta excesiva de grasas; la ingesta adecuada de líquidos diariamente, evitar el sedentarismo; así como el exceso de alcohol y tabaco.

Dentro de las técnicas de tratamiento con las que cuenta la Fisioterapia, contamos con unas técnicas de masaje muy eficaces tanto para la prevención como para el tratamiento de la celulitis, el Drenaje Linfático Manual, el cual ayuda a la eliminación de toxinas mediante la movilización del tejido linfático; siendo la acumulación de estas, el origen principal de la celulitis.

Se considera que el Drenaje Linfático Manual, junto con las medidas higiénicas descritas anteriormente, juega un papel importante en el tratamiento de la celulitis, y puede ayudar a que no aparezca.

Drenaje linfático manualAhora que se acerca el verano y con ello las altas temperaturas que afectan a nuestro sistema linfático y a nuestro sistema vascular, enlenteciendo la circulación sanguínea y el intercambio de productos de desecho; todo esto unido a que nuestras costumbres de vida se ven también alteradas; es probable que sufras retención de líquidos (edema linfático) y un aumento de la celulitis.

Te invito a que pruebes nuestros tratamientos especializados de Drenaje Linfático Manual, con los cuales conseguirás una importante mejoría tanto a nivel estético como en la salud de tu cuerpo.

Es importante cuidarnos por dentro y por fuera.